lunes, 21 de septiembre de 2009

Que es en realidad la mitología?



Este artículo tenía como finalidad ser publicado en la revista Letra 11, pero el editor de la misma lo rechazó debido a que no muestro dos versiones contrarias en conflicto. Más sin embargo considero que tiene valiosa información que merece salir a la luz.

-----------------------------------------------


Mitología, ¿puras mentiras o gran ciencia psicológica?

En la actualidad la ciencia moderna nos dice que la mitología son un conjunto de mitos que generalmente tienen un orden o una cohesión entre sí, los cuales servían a las culturas primitivas para intentar explicar aquellas cosas que no tenían una explicación simple. Estas explicaciones eran imaginarias en su gran mayoría o creadas por la superstición de la gente según dicen nuestros modernos científicos. ¿Será cierto que la llamada mitología son sólo suposiciones o invenciones de la mente humana?

Hay que aclarar también que la religión y la mitología se diferencian por una única cosa: que la primera se le rinde culto y a la segunda ya no. Sólo que el actual pensamiento judeocristiano que impera en la época, nos impide ver esta obviedad que para los ojos de la ciencia es un hecho claro. Si a la llamada mitología del ayer comenzamos a rendirle culto, entonces ésta se transforma en religión nuevamente. Por ejemplo, para muchos los relatos de los vedas son mitos, pero en la India y para algunas personas más, estos relatos son una religión.

Las religiones de la antigüedad (hoy mitologías) tenían como propósito el religar al hombre con el mundo sagrado; integrar al hombre al orden cósmico y velar por que el hombre fuera un factor de equilibrio que ligara el mundo terrenal con lo sagrado. Para ello se valían de los relatos míticos, los cuales no son literales, sino que son alegorías repletas de símbolos que deben ser interpretados o descifrados por el maestro o devoto. Cosa que el maestro psicólogo Jung estudió a profundidad.

Dentro de los relatos mayas, nahuatl así como los hindúes, el héroe o el dios protagónico es un modelo de virtud a seguir, un arquetipo ejemplar de conducta o en su defecto muestra las consecuencias de actuar erradamente. Las acciones del héroe son una guía para el hombre hacia el despertar de la conciencia y a la inmortalidad de la misma. Siguiendo los ejemplos de los dioses buscaban que el hombre se trasformara en un de ellos, un Tlacateotl u hombre dios. No por nada fundaron Teotihuacan gran centro de conocimiento, cuya traducción literaria significa la ciudad donde los hombres se transforman en dioses.

Uno de los arquetipos más importantes para los antiguos mexicanos era el llamado “Nacimiento del Sol Glorioso” o del Señor Huitzilopochtli. Según la leyenda, al momento de nacer Huitzilopochtli, se manifestó en su forma adulta con su arma Xiucoatl y su rodela, presto para enfrentar a su hermana la diosa de la luna Coyolxauhqui y a los cuatrocientos surianos, los cuales pretendían dar muerte a su madre Coatlicue. Huitzilopochtli, acompañado de su fiel amigo Tochancauqui, combatió y derrotó a Coyolxauhqui y a los cuatrocientos surianos.




Si lo vemos superficialmente, esta historia puede parecer un simple mito fantástico, pero analizándola profundidad en realidad nos habla de una batalla interna librada en la misma psique del hombre. La diosa Coatlicue simboliza el ser o alma de la persona. La diosa de la luna es las pasiones desbordadas y sin control la cual comanda los pensamientos volubles y especulativos los cuales tienen encarnación en los cuatrocientos surianos. El Señor Huitzilopochtli representa la virtud de la voluntad humana, la cual debe ser cultivada con el conocimiento del dominio de si mismo el cual viene siendo representado por el fiel amigo Tochancauqui. Y estos últimos, terminan por imponerse y dominar a las pasiones desenfrenadas así como a los pensamientos especulativos.

Como lo dice el investigador Guillermo Marín, los antiguos mexicanos llamaban guerrero al hombre que buscaba cultivar sus virtudes y combatir sus defectos, librando la mayor de las batallas: la lucha por conquistarse a si mismo y despertar su propia conciencia.

¿Despertar? Pero si estoy despierto dirán ustedes.
Bueno, los antiguos mexicanos al igual que los sudamericanos mapuches y escritores europeos como Gustav Meyrick, y rusos como P. Ouspensky no lo creen así. De hecho, los antiguos mexicanos llamaban el Mictlan o Xibalbá a la región de los hombres que no luchaban por conquistarse a si mismos. Región a la cual el gran dios Quetzalcoatl debía decender para recolectar y llevar consigo a los hombres que tuvieran el deseo de convertirse en guerrero, simbolizados éstos como los huesos que lograba extraer del Mictlan los cuales eran molidos para representar la renuncia del hombre a su anterior forma de vida y la recreación del mismo para simbolizar su nacimiento a la vida del guerrero espiritual.

Los toltecas decían que el hombre nace amorfo o anónimo ante los ojos de los dioses y que a través de su propio esfuerzo y el cultivo de sus virtudes le corresponde a sí mismo el labrarse un rostro y corazón para que los dioses puedan reconocerlo. Esto mismo es apoyado por el escritor Eliade Mircea, el cual nos dice en su libro “El Mito del Eterno Retorno” que cuando un hombre común muere éste viaja al lugar de los antepasados, fusionándose así con ellos y perdiendo su individualidad. Pero cuando este hombre decide seguir el ejemplo de los dioses, se transforma en héroe, en semidios, digno de ser ejemplo de otros hombres y de tener un lugar al lado de los dioses. Es por ello que para culturas como la griega o romana los héroes también jugaban un papel de suma importancia dentro de su religión al grado tal que llegaban a transformarse en constelaciones.

También llama mucho la atención que dentro de la mitología nos habla de ciclos, de que todo es cíclico y que a una época de esplendor le sucede una de carencias y viceversa. Pero el responsable de estos ciclos es nada más y nada menos que el mismo hombre. Narrándonos civilizaciones sumamente avanzadas como lo es la Atlante Tolteca y otras decadentes como lo fueron Xibalba.

En fin, recuerda que todo esto es pura mitología, puros mitos, es decir mentiras. Al menos claro, que la ciencia de la época actual encuentre una forma objetiva de comprobar todo lo aquí expuesto. y a manera de consejo, no intentes seguir el ejemplo de los dioses o de los héroes tu solito en casa, si quieres hacer eso busca a alguien mayor que pueda ayudarte.

sábado, 18 de julio de 2009

Cuatro Potencias Universales (capitulo dos)

Dentro de la Mística Científica Mexicana se reconocen cuatro potencias universales las cuales son regidas por Cuatro Divinos Varones.

La primera de ella es la potencia creadora, la cual se encarga de generar la vida en el universo y es el principio de todas las cosas. Esta potencia es regida por el Divino Señor Tlaloc.

La segunda es la potencia sostenedora, la cual se encarga precisamente de sostener la vida una vez que esta ha sido creada. Así mismo se trata de la inteligencia divina que le permite al hombre conocer y desarrollar la ciencia verdadera del mundo material. Esta potencie es regida por el Divino Señor Quetzalcoatl.

La tercera es la potencia destructora, la cual se encarga de destruir todo aquello que anteriormente fue creado, con ello cierra el ciclo de nacer y vivir, pues esta potencia es conocida también como la muerte. Se representa con la oscuridad, pero no por que sea mala, sino porque es un misterio para el hombre lo que hay de aquel lado de la creación. Sólo aquellos que se preparan como guerreros y triunfan en sus esfuerzos pueden conocerlos. Esta potencia es regida por el Divino Señor Tezcatlipoca.

La cuarta potencia es el Eterno Movimiento, es la que se encarga de mantener el flujo constante del universo y del girar de las tres potencias anteriores; todo lo que nace tiene que morir, todo lo que muere tiene que nacer. Es la energía que sostiene al universo entero, tanto a los mundos materiales como a los mundos espirituales, el hombre que se conecta con ella mediante la Mística Científica Mexicana se transforma en un ser completo. Esta energía se le conoce como la Voluntad y es regida por el Omnipotente y Divino Señor Huitzilopochtli Mexi.

Estas cuatro energías son complementarias y su perfecto equilibrio es el que rige al universo. Es deber del hombre el conocerlas para comprender su estadía en los mundos materiales. Así mismo saber que vida y muerte no son más que dos caras de una misma moneda.

martes, 30 de junio de 2009

La Batalla Histórica




Este 30 de junio los mexicanos celebramos un acontecimiento conocido como “La Batalla Histórica”.

Cuentan los guardianes del Conocimiento que en aquellos tiempos de la invasión. Hernán Cortes y sus compinches habían asesinado al gran Tlatoani Moctezuma y a más gobernantes del Imperio Azteca mientras celebraban una ceremonia en el templo mayor. Los invasores se encerraron en el palacio de Axayacatl tomándolo como fuerte. Los ataques del Cihuacoatl de México Tenoschtitlan eran incesantes sobre los invasores, más no lograban penetrar al refugio de estos para hacerlos salir. El Cihuacoatl esperaba que ellos salieran de allí una vez que sus provisiones se terminaran, pero cuando esto ocurrió Cortes y sus hombres, comenzaron a matar prisioneros para comer sus carnes, alegando que eran indios, es decir hombres sin dios, sin alma y por lo tanto animales, los cuales podían ser alimento de él y sus tropas.

Por orden del gobierno imperial, ahora a manos de Cuitlahuac (Serpiente sabia que cuida las puertas del cielo) la gente se encerró en sus casas una tarde en que los negros nubarrones amenazaban con dejar caer una tormenta sobre la Magna Tenochtitlan. Estas eran medidas tomadas para que los invasores se confiaran y salieran de su guarida en busca de la libertad.

Cortes, creyendo aprovechar la noche y el mal tiempo, decidió abandonar el palacio de Axayacatl y tomó una de las calzadas que lo conducirían a las afueras de Tenochtitlan. Debido al mal tiempo, muchos invasores resbalaron por los bordes cayendo al interior del lago, su pesada carga de oro robado a los aztecas, mando a muchos de ellos hasta el fondo.

Cuando los invasores llegaron a un pequeño montículo se agitó la flama de una tea, era la señal de que los soldados cristianos se encontraban en el lugar. El estruendo de las caracolas y los teponastles indicaban al ejército mexicano tomar sus posiciones. Al oir las caracolas los invasores supieron de la presencia de los guerreros mexicanos y que esta batalla en campo abierto los ponía en igualdad de condiciones. Tocaron las trompetas de guerra para levantar los ánimos de su gente. Colocaron sus cañones en lugares estratégicos así como sus ballesteros y arcabuceros.









Los guerreros mexicanos al mando de Cuitlahuac, se acercaron hacia ellos de forma indetectable. Los invasores se percataron de su llegada sólo cuando los primeros proyectiles comenzaron a hacer blanco en sus soldados.

Inmediatamente Cortés ordeno que los cañones abrieran fuego, lo que encendió los ánimos de los soldados cristianos. Pero el fervor les duro poco, pues pronto se percataron de que los guerreros con águila, tigre y lobo caían sobre ellos diezmando su caballería, decapitando de un solo tajo a jinete y caballo.

Al darse cuenta de que ya no tenían ni la más minima esperanza de ganar la batalla los capitanes invasores: Hernán Cortés, Pedro de Alvarado, Nerváez, Bartolomé de Olmedo y demás clérigos salieron huyendo del lugar. Abandonando a sus tropas a su suerte. Sólo unos cuantos pudieron seguir el ejemplo de sus capitanes. Los demás fueron masacrados por las tropas mexicanas al mando del Invencible Guerrero Cuitlahuac, como castigo por sus crímenes contra México.




Más información en el libro "Sagrada Historia Mexicana" y en la revista GEFAO.






lunes, 22 de junio de 2009

Ometeotl (Capitulo Uno)


Ometeotl

La dualidad infinita.

Nuestros antiguos mexicanos, en sus observaciones y estudios del cosmos llegaron a comprender que este estaba regido por la dualidad, es decir, que todo el cosmos o de menos la creación material, está formada por dos partes, una masculina y otra femenina o mejor dicho por la parte que rige el Señor dual, Ometecutli y la parte que rige la Señora dual, Omecihuatl. Estas partes no son contrarias ni están peleadas, sino que por el contrario se complementan para formar una unidad, el CEN.

Todo el equilibrio del universo depende de la interacción armónica de Omecihuatl y Ometecutli. Pero el factor que debe velar por este equilibrio cósmico no son los dioses sino el mismo ser humano. Por ello los aztecas se consideraron a si mismo los guardianes del quinto sol, del cual llevamos trascurridos solamente 5 123, faltando un aproximado de 427 877 años por transcurrir. En esta época actual los guardianes del equilibrio cósmico han desaparecido, por ello la sociedad es una sociedad caótica la cual necesita urgentemente que nosotros tomemos la misión de los antiguos mexicanos en nuestras manos y restaurar el equilibrio cósmico con el Conocimiento Sagrado Mexicano nuevamente.

Este conocimiento enseña al hombre a vivir de forma armónica con su entorno, a crear sociedades justa y verdaderamente humanas. Enseña como guardar el equilibrio cósmico y el despertar de la conciencia superior del hombre para transformarlo en un Tlacanahuatl, es decir, un hombre completo. En el cual su Ometeotl interactúa de forma armónica para crear un Cen.

Más información en el libro In Tlatolli de editorial Gefao.

D.F. Balderas 44 Desp. 420
GDL Reforma 877 Desp. 107 a cuadra y media de Enrique Díaz de León. A partir del 1ro de Julio.


Ometecutli y Omecihuatl

jueves, 11 de junio de 2009

El Guerrero (Introducción)

El Guerrero de Anáhuac

Guerrero, generalmente al escuchar esta palabra las personas imaginan a un hombre corpulento, medio salvaje, a medio vestir, lleno de músculos, cabellera larga y empuñando una gran espada. El cual esta presto para dar muerte a su oponente en cualquier momento. Por lo tanto cuando se escucha hablar de un dios guerrero, generalmente la imagen es la de un ser sanguinario que sólo busca llevar a su pueblo a interminables guerras contra todos los que le rodean. Quizás sea este el caso de otras culturas pero no de las culturas de Anáhuac.

Para los antiguos mexicanos en realidad un guerrero es aquel hombre que decide emprender la mayor de las batallas y se arma en contra de sus propias debilidades humanas. Librando una lucha en contra de ellas para poder conquistarse a si mismo, siendo así, dueño de sus pensamientos, pasiones y actos. Utilizando como arma la más alta de las virtudes, la Voluntad, la cual es alimentada por el Conocimiento Sagrado Mexicano.

El Guerrero Mexicano o de Anáhuac en general, en realidad es un ser civilizador, el cual busca llevar a la sociedad a una nueva época de esplendor y belleza. En donde no exista la pobreza, pues la Madre Tierra todo lo da si el Hombre trabaje hombro con hombro para engrandecer su patria y a la misma Madre Tierra.

Los antiguos nahoas reconocieron al Señor Teotl Huitzilopochtli Mexi como la encarnación misma de la Voluntad y por lo tanto como el dios de los guerreros. El cual da al hombre como misión la difusión del ideal guerrero de grandeza, en donde el hombre lucha por la superación de él mismo así como de la sociedad.

¿Y como luce uh guerrero? Como cualquier otra persona limpia, sana y pulcra de su sociedad.


Plantilla de entrada

martes, 9 de junio de 2009

Sobre el pensamiento Nahuatl

Hoy en día sabemos que existen un sinfín de filosofías, formas de pensamiento o concepciones de la vida y de la realidad. Las mayormente difundidas en occidente son quizá las surgidas de la Grecia antigua así como de Roma. Y quizás después de éstas las más conocidas son las formas de pensamiento oriental. Sin embargo, aquí en México, America y el mundo en general, poco se conoce la forma de concebir la vida de nuestros antiguos nahoas, limitándonos a pensar que simplemente fueron hombres salvajes en taparrabo que sacrificaban gente a diestra y siniestra. Nada más falso que eso. La forma de pensamiento de los antiguos nahoas fue una forma bella de ver la vida, una forma coherente que de ser puesta en práctica conduce al hombre hacia un crecimiento integral, tanto a nivel espiritual, físico e incluso social. Esta forma de pensamiento es la que me impulsa a crear mis obras artísticas y es la que a proximamente quiero compartir con ustedes en este espacio.
Gracias

sábado, 11 de abril de 2009

Escape del Mictlan


Cuenta la leyenda que Quetzalcoatl descendió al Mictlan, el lugar de los muertos, el lugar de los dormidos por el embrujo del mudo material. Que le hace creer al hombre que su sueño llamado vida, es real.

Y en el mictlan recolectó los mejores huesos que encontró, es decir, reunió a los hombres más capaces; a los hombres con mayor calidad humana; para entregarles el Conocimiento Sagrado Mexicano con el cual despertarían de la ilusión de la materia y formaría verdaderas sociedades humanas, en armonía con el cosmos.

Pero Mictlantecutli, el guardián de los dormidos, no quiso que Quetzalcoatl extrajera los huesos de sus dominios y entonces Quetzalcoatl tuvo que robarlos.






---------------------------------------






Informacion inspirada en el libro "Sagrada Historia Mexicana" editado por GEFAO



jueves, 26 de febrero de 2009

Pensamientos de Guerrera

Como guerrero se que mi vida es el campo de batalla,
La grandeza es el trofeo que busco conseguir y nutrir,
El miedo y la pasividad son la mayor debilidad,
La muerte es mi adversario más honorable,
La voluntad y el arrojo son mi arma,
La conciencia de mi mismo es mi mejor ataque,
Y cumplir el ideal es la energía que alimenta mi voluntad
Esta es mi lucha privada………
DIANA